Reloj Mágico

Calendario Mágico.

martes, 19 de julio de 2011

Fascitis Plantar.


Fascitis Plantar, es lo que me han diagnosticado los médicos, aunque en un principio, mi médico de cabecera, me dijo que posiblemente podria ser que me estubiera saliendo un espolón en el pie derecho. Estube tomando antiinflamatorios y despues de un mes, una tarde, despues de trabajar en el turno de mañana, me levanto de la siesta y ¡Ayyyy!, no podia poner el pie en el suelo de lo que me dolia el talón, a si que me fui a urgencias, me pincharon dos inyecciones en una, y me dieron más antiinflamatorios, reposo absoluto hasta que vaya a mi medico.
Mi medico de cabecera, como ya me dijo la otra vez, que ésto es causado por el calzado del trabajo, me mandó a la mutua.
Cuando entré alli, despues de explicarle lo que me sucedia, me mandó directamente a la planta baja para hacerme una radiografia, iva cojeando y asi bajé. Despues volvi a subir y como no vió nada raro en la radiografia, osea, que no hay indicios de que sea un espolón, casi sin mirarme el pie, me pinchó en la planta del pie, me dijo "señalamé donde te duele exactamente" y me pinchó una infiltración en la planta del pie, también me dijo que me iva a poner un spray frio para que no sintiera dolor y ¡Aaaaaaaaayyyyyyyyy! lloré del daño que me hizo.
En la radiografia no se ve nada, te haremos una ecografia en el pie, me dijo el médico de la mutua. "Solo se ve una inflamación en la ecografia, y despues de dos semanas que no te pones el calzado del trabajo, ya se te tenia que haber quitado el dolor", me dijo todo asombrado el médico, "no puede ser, no puede ser, que raro",esto me decia mientras me ponen una férula de escayola para inmovilizarme el pie, durante una semana.
Me quitaron la escayola del pie y, sorpresa para mi, nunca he tenido una escayola puesta,con lo cual, no sabia que no podria andar hasta que ejercitara el pie, osea, que parecia como si no tuviera pie, me lo miro toda extrañada de que ni siquiera pueda apoyar el pie en el suelo.
Hacer los ejercicios ha sido un poco duro, pues me ha costado, sobre todo los dedos, más enconcreto el dedo gordo, y encima se me hicieron agujetas en los gemelos.
Ya conseguí volver a mover el pie, pero el talón me sigue doliendo, con lo cuál, sigo sin poder andar, todavia tengo que usar las muletas porque lo que es el talon no lo puedo apoyar.
A ver que es lo siguiente que me dice el medico. Yo por mi parte he buscado información en internet y no parece que esto se vaya a curar en un mes, a parte de que el talón ya hace más de dos meses largos que me duele y parece que cada vez me duele más en vez de curarse. Pues bien, esta es más o menos la información que he encontrado de lo que me sucede.


¿Qué es la fascia plantar?






La fascia plantar es una banda de tejido —muy parecida a un tendón— en la planta del pie. Comienza en el talón y va a lo largo de la planta del pie. Se une a cada uno de los huesos que forman la eminencia metatarsiana ("bola del pie"). La fascia plantar actúa como una banda de caucho entre el talón y la eminencia metatarsiana para formar el arco de su pie. Si la banda es corta usted tendrá un arco alto, y si es demasiado larga usted tendrá un arco bajo o lo que alguna gente llama pie plano. Una capa de grasa en su talón cubre la fascia plantar para ayudarle a absorber la fuerza del golpe generado al caminar. La lesión en la fascia plantar puede causar dolor en el talón.



¿Qué es la fascitis plantar?






La fascitis plantar es la causa más común de dolor en los talones. La fascia plantar es la banda plana de tejido (ligamento) que conecta el hueso del talón con los dedos de los pies. Soporta el arco del pie. Si usted se distiende la fascia plantar, ésta se debilita, se hincha y se irrita (se inflama). Entonces, el talón o la planta del pie le duelen al estar de pie o caminar.

La fascitis plantar es común en personas de edad media. También ocurre en personas más jóvenes que están mucho tiempo de pie, como los atletas o los soldados. Puede presentarse en un solo pie o en ambos.

La fascitis plantar ocurre cuando la banda gruesa de tejido en la planta del pie se estira o se sobrecarga demasiado. Esto puede ser doloroso y hacer más difícil el hecho caminar.


Causas

La causa más común de la Fascitis Plantar se relaciona con un defecto en la estructura del pie. Por ejemplo, aquellas personas que tienen problemas con los arcos de los pies, ya sea pie plano o un arco demasiado pronunciado, son más propensas a sufrir Fascitis Plantar.

El uso de un calzado con poca amortiguación sobre superficies duras y planas aplica una tensión anormal sobre la Fascia Plantar, lo que también puede llevar al desarrollo de la Fascitis Plantar. Esto es particularmente evidente en personas cuyos trabajos requieren que permanezcan de pie durante periodos prolongados. La obesidad también contribuye a la Fascitis Plantar.

Las personas con Fascitis Plantar muchas veces indican que el dolor es más fuerte cuando se levantan en la mañana o luego de permanecer sentados durante algún tiempo prolongado. El dolor disminuye al caminar durante unos minutos, porque la fascia se estira al caminar. En algunas personas el dolor desaparece pero retorna luego de permanecer algún tiempo de pie.


¿Cómo va a saber mi médico si el dolor que tengo es causado por fasciitis plantar?

Su médico le preguntará acerca del tipo de dolor que usted está teniendo, cuándo ocurre y hace cuánto que lo tiene. Si usted tiene dolor en el talón cuando se para por primera vez en la mañana es probable que tenga fascitis plantar. La mayoría de las personas con fascitis plantar describen el dolor como una navaja o un alfiler que está punzando la parte inferior del pie. Después de haber estado de pie por un rato, el dolor se transforma en un dolor sordo. Si usted se sienta por cualquier cantidad de tiempo, el dolor agudo regresa cuando usted se para nuevamente.


El tratamiento de la fascitis plantar comprende entre otras cosas:

1. Reposo, para permitir que la fascia se desinflame al permanecer quieta o ,al menos, que no continúe empeorando.

2. Utilizar zapato adecuado, que amortigüe convenientemente el peso del cuerpo sobre el pavimento.

3. Disminuir el peso, si el paciente presenta sobrepeso.

4. Plantillas de descarga o soportes para el arco plantar.

5. Fisioterapia, practicando estiramientos de los músculos de la pantorrilla y el tendón de Aquiles, intentando estirar la fascia, y fortaleciendo los músculos que dan soporte al talón y la estructura del tobillo.

6. Cubitos de hielo aplicados bajo la planta del pie varias veces al día durante ocho o diez minutos cada vez.

7. Medicamentos: antiinflamatorios y analgésicos, como el ibuprofeno o el diclofenaco, con prioridad a otros.

8. Infiltraciones con derivados de cortisona, cuando no se consigue disminuir la inflamación y aliviar las molestias del paciente con el conjunto de las anteriores medidas.
En algunos casos es necesario recurrir a la intervención quirúrgica si todas las medidas anteriores no consiguen el objetivo de aliviar lo suficiente al paciente y permitir su normal deambulación.

Otras medidas para aliviar el dolor:

Ensayar con el uso de una talonera ortopédica, almohadillas de fieltro en el área del talón o plantillas para zapatos.

Usar férulas en la noche para estirar la fascia lesionada y permitirle que sane.
 ----------------------------------------------------------------------------------------------

Si estos tratamientos no funcionan, el médico puede recomendar:

El uso de una férula de yeso en bota, la cual luce como una bota de ski, por tres a seis semanas. Se la puede quitar para bañarse.

Plantillas para zapatos hechas a la medida (ortopédicas).

Inyecciones de esteroides o inyecciones en el talón.

En unos pocos pacientes, el tratamiento no quirúrgico no funciona y se hace necesaria la cirugía para liberar el tejido tenso.

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------

Los tratamientos no quirúrgicos casi siempre mejoran el dolor. El tratamiento puede durar desde varios meses hasta dos años antes de que los síntomas mejoren. La mayoría de los pacientes se siente mejor en 9 meses. Algunas personas necesitan la cirugía para aliviar el dolor.


Más o menos esta es la información que he encontrado por internet, sobre lo que yo tengo: Fascitis Plantar. Ya veremos si estos medicos de la mutua me arreglan o me terminan de fastidiar el pie, continuará...

viernes, 15 de julio de 2011

Diario de un perro.


Este video lo he editado a partir de un powerpoint que me mandaron por email, solo con las frases, y yo le añadí las imagenes y la musica. Es para concienciar a la gente, para que no abandone a los perros, ya sea porque "se mea en casa" porque no tiene donde dejarlo en vacaciones o por cualquier otra excusa. Piensa bien, antes de comprar o adquirir un perro, porque son amigos fieles,  y él a ti, te seguiria hasta el final de su vida. No lo abandones a su suerte.